Presentando el Informe de Mercado del 2020

 In Noticias, Sector Inmobiliario

El pasado lunes hicimos público el Informe de Mercado del año 2020 realizado con nuestros datos donde explicamos cómo vivimos el mercado de alquiler y de venta, tanto de obra nueva como de segunda mano, durante un año que fue complicado y muy diferente a lo que nunca antes habíamos vivido.

Convocamos a la prensa en una terraza de Barcelona para explicar que en nuestro caso los datos en el mercado de alquiler fueron superiores al 2019, pero en cambio en las ventas fueron inferiores, también hablamos de como el mercado inmobiliario se vio afectado por la pandemia de la COVID intentando seguir adelante.

 

Alquiler

En el caso del mercado de alquiler el año pasado vivimos dos momentos importantes. El primero, que afectó a toda la sociedad, el confinamiento causado por la COVID, y estuvimos 3 meses sin mercado. Y el segundo, los cambios de marco legal que nos hizo retirar todo nuestro producto de alquiler del mercado de forma temporal para adaptarnos a la nueva normativa. Por lo tanto, en todo el año tuvimos unos 8 meses y medio efectivos.

Si nos centramos en el número de contratos del 2020, hicimos un 2% más que el año anterior siendo junio y julio los meses más intensos, en parte gracias a seguir comercializando diferentes proyectos de obra nueva. En cuanto a las renovaciones de contratos, el año pasado hicimos menos debido a que muchos inquilinos se cogieron a las prórrogas automáticas que se aprobaron con los reales decretos durante el estado de alarma.

Tal y como decíamos, en septiembre, se aprobó el Decreto de Regulación de Rentas que, en nuestro caso, las diferencias con los precios que ya teníamos eran muy pequeñas, aun así ha habido una pequeña bajada. Esta nueva regulación y los constantes cambios de marco legal han acabado provocando que algunos propietarios decidieran poner el inmueble a la venta y retirarlo del mercado de alquiler, o que la inversión se parara. A pesar de esto, la media de los inmuebles que alquilamos estaban en franjas de precios más elevadas que años anteriores ya que la gran mayoría de gente buscaba pisos que tuvieran terrazas, luz natural o servicios comunitarios como piscina, o casas. En consecuencia, un 60% de los nuevos contratos de alquiler están por encima de los 1.000€ de renta.

Nuestra experiencia durante el 2020 nos mostró que la oferta de alquiler fue un 10-20% superior a los años 2018 y 2019, sobre todo en la ciudad de Barcelona. Esto paso porque la demanda que solía buscar en la ciudad desapareció comenzando a buscar alquilar fuera de la ciudad con las características que nombrábamos anteriormente y, también, porque la renuncias en la capital se incrementaron.

Las características principales de los inmuebles alquilados en 2020, como ya hemos dicho, era que tuvieran terraza o jardín privado, la mayoría era pisos de unos 90m2 con 3 habitaciones y con una etiqueta energética E, si eran de segunda mano, o B si eran de obra nueva. En cuanto al GreenDEX gran parte de los inmuebles eran un G3 o un G4.

Y el perfil de los inquilinos, la gran mayoría estaban entre los 40 y 50 años teniendo un potencial económico medio ya que, como hemos comentado, el tipo de inmuebles más alquilados eran más “premium”.

Venta

En 2020 hicimos un 18% menos de operaciones que el año anterior, a pesar de esto la media de precios en la que nos movimos era un 6% más alta.

En el caso del mercado de inmuebles de 2ª mano realizamos un 3% más de operaciones y en franjas de precio más elevadas, pudimos comprobar que las ventas por encima de los 500.000€ crecieron un 10%. Se escuchó mucho que los precios podían ir a la baja, pero nosotros mirando los datos no hemos notado ningún cambio. También hemos visto que, si realmente se quiere vender, los propietarios están dispuestos a escuchar ofertas de los clientes. Pero si una cosa está clara es que los precios de venda están relacionados con la oferta y las ventas de cada zona. El pasado 2020 tuvo mucha importancia el mercado de las casas con superficies superiores a los 180m2 y aumentó mucho la búsqueda de inmuebles de más de 4 habitaciones. Por este motivo las repercusiones han estado similares a años anteriores o, incluso, más bajas; cuando se venden inmuebles más grandes en superficie las repercusiones por m2 construido bajan.

Si nos centramos en la obra nueva, nuestras operaciones el año pasado disminuyeron como consecuencia de la COVID, de unas expectativas de una bajada de precio por parte de los posibles clientes que no fue y, por último, por tener unos proyectos que comercializábamos muy maduros. Esto queda plasmado en una bajada de la media de ventas al mes, hemos pasado de 7 cada mes en 2019 a 4 ventas al mes.

Amat Luxury

Las operaciones por encima del 1.000.000€ fueron superiores al año 2019, de hecho, fue uno de los segmentos que más se reactivó al salir del confinamiento más estricto, porque como hemos dicho antes la gente buscaba salir de la ciudad de Barcelona para tener casas con jardín privado, piscina y espacios luminosos y la tendencia se ha sostenido hasta ahora. Por lo tanto, a pesar de ser un mercado pequeño en cuanto al número de operaciones es importante en los importes de las propiedades.

Lo que no funcionó tan bien fue la venta de solares ya que los compradores lo que buscaban era poder ocupar inmediatamente el inmueble y no tener que esperar a la construcción de una casa.

Si queréis ver todo el informe de una manera más exhaustiva lo podéis hacer a continuación.

Recommended Posts

Leave a Comment