Los beneficios de las cubiertas verdes en edificios

 In Sector Inmobiliario

Desde Amat pensamos en el futuro y por esto apostamos por una sociedad más sostenible. Sabemos que a través de mejorar las edificaciones, como ya hemos explicado en algún post anterior, en eficiencia energética, aportando energías renovables e instalando nuevos espacios verdes se contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Tenemos claro que necesitamos un cambio en las ciudades, tanto en las infraestructuras como en los edificios donde vivimos. Aquí trataremos las problemáticas en las ciudades, pero también explicaremos las soluciones basadas en la naturaleza que ayudan a reducir estas problemáticas: las cubiertas verdes o vegetales; una importante apuesta de futuro para mejorar el medio ambiente, a la vez que se mejora nuestro edificio.

Photo by CHUTTERSNAP

Se prevé que el año 2050 entre el 50% i el 80% de la población viva en las ciudades, con importantes consecuencias sociales, ecológicas y de salud. Esto provoca un incremento en las posibilidades de inundaciones, aumenta la contaminación, empeora la calidad del aire, provoca una falta de espacios verdes y una reducción de la biodiversidad provocando islas de calor y aumentando la dependencia energética y sus costes.

Sabemos que si vivimos en las ciudades tenemos una mala calidad del aire, pero las cubiertas verdes nos ayudan a mejorarla, ya que no solo generan oxígeno, sino que además absorben CO2. En las ciudades la temperatura ha aumentado progresivamente provocando, lo que se llama, Efecto Isla de Calor, encontrando en el centro una temperatura de 2-3ºC más elevada que en las afueras. Este aumento nos afecta a las personas, pero también a los edificios y a las infraestructuras, y las cubiertas verdes nos aportan la frescura necesaria para reducir esta temperatura.

Hemos tenido en cuenta que en una cubierta convencional se puede llegar a los 70ºC, mientras que con una cubierta verde podemos mantener la cubierta a una temperatura de entre 26-30ºC constante, la cual cosa no solo nos reduce la temperatura interior del edificio, sino que contribuye a la protección de la cubierta y al alargamiento de su vida útil.

Y no nos olvidamos de las energías renovables, ya hemos hablado de esto en otros posts, el autoconsumo, posible hoy en día gracias a las instalaciones de placas fotovoltaicas, es una inversión ideal que nos permite contribuir a la mejora de la sostenibilidad y generar, además, ahorros. Importante también destacar que podemos incrementar estos efectos beneficiosos gracias a la combinación de las placas con las cubiertas verdes.

Ya desde el año 1987 las Naciones Unidas hablan del Desarrollo Sostenible, materializándose en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por todos los estados miembros el año 2015. Hay establecidos 17 puntos diferentes de ODS, y gracias a la conversión de las cubiertas verdes y con energías renovables estamos contribuyendo en 7 de ellos.

Photo by CHUTTERSNAP

Además, podemos generar nuevos espacios para disfrutar de, por ejemplo, nuestras azoteas, actualmente olvidados.

Con estas actuaciones también ayudamos a cumplir el Marco sobre Clima y Energía para el 2030 de la Unión Europea, que establece 3 objetivos claves:

  • Reducir un 40% la emisión de gases invernadero.
  • Conseguir que las energías renovables lleguen a una cuota mínima del 32% del consumo final de energía.
  • Mejorar la eficiencia energética en un 32%.

Todo ello, nos ayuda a mejorar nuestro edificio, nuestra salud y nuestro entorno, generando ahorros y revalorizando nuestras propiedades.

Si después de haber leído todo esto estás pensando en transformar tu azotea nosotros te ayudamos a conocer todas las posibilidades y a elegir la mejor opción pasa su edificio. Podemos hacer un proyecto llave en mano con técnicos especializados y posibilidades de financiamiento, pregúntenos.

Recommended Posts

Leave a Comment