¡Incredibilidad, cambios, miedo, pérdidas, incertidumbres, homenaje!

 In Reflexiones

Llevo 12 años haciendo el Diario del cambio”, el último que envié fue a mediados de febrero, tenía preparado el de marzo cuando el mundo se dio la vuelta por completo, y me ha costado días y días decidir hacer este.

¿Qué más se puede decir que no se haya dicho en tantos artículos, medios de comunicación, o menciones en redes? ¡80 días de confinamiento conllevan una acumulación de experiencias impensables increíbles! Vividas de forma diferente por cada uno de nosotros, nos habíamos preparado para enfrentar muchas cosas, pero dudo que alguien estuviera preparado para una pandemia, no formaba parte de nuestro vocabulario.

Las empresas, entre ellas la nuestra, pensábamos que el 2020 a lo mejor no sería un año de fuerte crecimiento, pero sí un año “bueno”. Creíamos que aún quedaban, en el sector inmobiliario, un par de años de buen recorrido, un par de años que nos permitirían consolidar nuevos proyectos que teníamos en marcha; pero de golpe, en un día, entendimos con incredulidad que iniciábamos “un confinamiento”, que todo se ponía del revés, que todo se paraba.

En 24 horas hizo falta cambiar todo el funcionamiento de la empresa, iniciar con el teletrabajo, definir nuevos sistemas de comunicación, etc. Mientras tanto, las familias tuvieron que cambiar también de golpe para asumir el hecho de tener los niños en casa, para otros, esos que viven solos, asumir la soledad prolongada, para cada uno ha sido un cambio, cambios a los que nos hemos tenido que adaptar sin aprendizaje previo.

Y de golpe a la mayoría se nos apareció el miedo, el miedo individual por la salud de los nuestros, de los amigos y conocidos, el miedo a medida que íbamos conociendo gente cercana que nos dejaba, el miedo como sociedad a un futuro, el miedo por la empresa.

Y del miedo a la incertidumbre, ¿Cuál sería el futuro más cercano? ¿Y a medio y largo plazo? ¿Cómo nos afecta como personas? ¿Y cómo sociedad? ¿Y empresa? ¿Aguantaremos? ¿Qué tendremos que hacer con una plantilla de más de 80 personas? ¿Cerrarán empresas? ¿Habrá mucho paro? Todo de preguntas y más preguntas, y muy pocas respuestas.

¡Y aquí estamos, entre la incertidumbre y la gran cantidad de cambios que debemos hacer para enfrentar esta nueva etapa!

Y lo más importante, queremos homenajear a todos esos clientes, amigos, conocidos que el COVID-19 se ha llevado, a todos los sanitarios, comerciantes, trabajadores, que nos han permitido continuar haciendo nuestra vida, a todos los trabajadores que en un día han tenido que empezar a teletrabajar sin, muchas veces, las condiciones que requeriría, combinando con los niños, los abuelos, etc. Y a aquellos que han tenido que dejar el trabajo…

Y en especial, a todos nuestros clientes propietarios e inquilinos que han entendido la excepcionalidad del momento y que, con empatía y sensatez, y sin focos ni cámaras, han llegado a acuerdos; y a todos los comuneros y presidentes que han respectado las estrictas normas del uso de los espacios comunitarios

Esta pesadilla un día acabará, pero mientras la vida no se para; ¡continuemos!

Immaculada Amat

Presidenta de Amat Immobiliaris

Recommended Posts

Leave a Comment