Acaba un CURSO lleno de sobresaltos e incertidumbres

 In Reflexiones
Photo by Ev

Photo by Ev

Como en la mayoría de los sectores, el inmobiliario ha vivido un curso 20-21 de montaña rusa, a pesar de esto no nos podemos quejar ya que hemos conseguido trabajar siempre; ¡otros sectores aún están sufriendo mucho!

A nivel de las personas que configuran AMAT, hay que agradecer el esfuerzo diario, a pesar de las bajas, los confinamientos, las incertidumbres, etc., han gestionado todas las dificultades que iba apareciendo con profesionalidad y positivismo. A pesar de todos esto han llegado al final del curso agotados con necesidad de vacaciones, por eso este año hemos decidido cerrar 15 días del 9 al 20 de agosto. En el caso del área de patrimonial-comunidades hay en marcha, como siempre, el servicio 24 horas para las incidencias que se puedan producir.

La actividad del sector inmobiliario durante el primer semestre ha sido suficientemente importante, y en nuestro caso también, como se puede ver en los siguientes datos:

En alquileres
Se han cerrado un 21% más de expedientes que en el 2019, el 2020 no lo ponemos de referencia porque fue absolutamente atípico. Esto no significa un 21% más en facturación, ya que ha habido un re-posicionamiento de precios, sobre todo en la ciudad de Barcelona. El motivo del re-posicionamiento no solo ha sido a causa de la regulación de rentas que entró en vigor en septiembre del 2020, sino que el mercado ya se estaba regulando bastante antes.

En ventas

En obra nueva hemos vendido menos que en el primer semestre de 2019, el principal motivo ha sido que algunas de las promociones que comercializamos están llegando, o ya han llegado, al final y quedan muy pocas viviendas.

En segunda mano en general se ha mantenido, en todas las oficinas, más o menos la misma actividad que en el mismo periodo del 2019, pero con una diferencia importante, el precio medio de venta ha sido bastante superior al del 2019, una tónica que ya empezamos a notar claramente después del confinamiento del 2020. Seguramente es una falta de la oferta lo que ha caracterizado el mercado estos primeros seis meses.

En general los precios se han mantenido estables tanto en la obra nueva como en la segunda mano, con la crisis COVID ha habido cierta expectativa de una bajada importante de precios, cosa que no ha sido así.

Luxury también ha seguido con una actividad similar a la del 2019, pero en este caso se ha centrado más en el entorno de Barcelona que no en la propia ciudad. Seguimos a la espera de recuperar el comprador extranjero que durante estos seis primeros meses del 2021 ha seguido casi desaparecido por la falta de movilidad internacional.

Patrimonial

Photo by Markus Spiske

Photo by Markus Spiske

Una de las grandes incógnitas que teníamos a principios de año era como sería la evolución de las negociaciones de renta, de personas o empresas, que pudieran tener problemas de pagos en relación a las incidencias del COVID. Realmente durante estos seis primeros meses del 2021 la incidencia ha sido muy baja, solo con algunas re-negociaciones y pactos de prórroga en algunos locales que han seguido teniendo dificultades. A nivel de vivienda podemos decir que las incidencias no han existido.

A nivel mediático también hemos escuchado muchas veces comentarios de lo que dicen “desahucios silenciosos” refiriéndose a propietarios que no renueva el contrato de alquiler al final del periodo establecido en el contrato.

En cuando a renuncias, inquilinos que se van antes de la finalización del periodo establecido en el contrato, hemos tenido un 33% más que en el mismo periodo del 2019. De hecho, la gran mayoría de contratos no llegan nunca a la fecha final porque los inquilinos se van. De motivos este 2021 ha habido varios, el primero ha sido mayoritario, los inquilinos han comprado un inmueble; también hay que cambian a un inmueble mejor i vuelven a la casa familiar. La estada media de un inquilino en un inmueble ha sido, históricamente, de unos 3,6 años.

Por otro lado, hemos analizado las renovaciones que teníamos este primer semestre, contrato que acababan en este periodo, la mayoría se han convertido en prórrogas del contrato promovidas tanto por la legislación COVID como por los propios propietarios.

O sea, ¿existen los “desahucios silenciosos”? Seguro que si hay casos. ¿Es una práctica mayoritaria? Para nada, seguro que no, y los datos lo avalan. El problema es que a nivel político-mediático de pocos casos se hace una teoría.

Esperemos que podamos disfrutar de unas buenas vacaciones que permitan coger fuerzas para asumir el segundo semestre del 2021 que se visualiza aun lleno de incertidumbres.

Immaculada Amat

Presidenta de Amat Immobiliaris

Recommended Posts

Leave a Comment