5 películas que muestran lo duro que es ser agente inmobiliario

Son muchas las películas que han llevado a la gran pantalla el oficio de agente inmobiliario y, en la mayoría de ocasiones, ha exprimido al máximo la vertiente más cómica.

  1.  American Beauty

La mítica película de finales de los 90 del director Sam Mendes tiene como protagonistas a dos agentes inmobiliarios: Anette Bening y Peter Gallegher. En una historia enrevesada, la primera es la esposa del protagonista, que se lía con el segundo, que es apodado el “Rey Inmobiliario”.

 

2.  Ático sin ascensor

«Five flights up» o «Ático sin ascensor”, narra el proceso de venta del ático, sin ascensor, de los protagonistas.

 

 

3. Revolutionary Road

Otra vez Sam Mendes, esta vez cuenta con la actriz Kathy Bates para interpretar a una agente inmobiliaria que gestiona la compraventa de la vivienda de la pareja protagonista y que sirve para ilustrar la relación de sus protagonistas, Leonardo diCaprio y Kate Winslet.

 

4. Glengarry Glen Ross

Al Pacino y Alec Baldwin interpretan en esta película de 1992 a dos agentes inmobiliarios. El film es toda una lección de cómo defender con uñas y dientes una marca inmobiliaria que ofrece a sus empleados un suculento premio como incentivo por la venta. En el caso contrario será despedido.

 

 

5. La mansión encantada

La más divertida de todas las anteriores. En un tono irónico y divertido, Eddie Murphy interpreta a un agente que debe vender una gran mansión, pero lo que desconoce es que ésta está encantada y tendrá que convivir una noche con sus fantasmagóricos habitantes…