La Casa Bloc, referente de la arquitectura racionalista y Bien de Interés Cultural

 In Arquitectura y decoración, Curiosidades

El barrio de Sant Andreu cuenta con una pieza única en la arquitectura racionalista a nivel nacional y fue considerada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento en 1992. Se trata de la Casa Bloc, un edificio construido en entre 1932 y 1936, símbolo de ese movimiento arquitectónico, diseñado por los arquitectos Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé  y Joan Baptista Subirana, integrantes del GATCPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea).

casa-bloc-a02Fuente foto

La Casa Bloc fue concebida como viviendas funcionales para albergar a familias obreras. Se trataba de un proyecto innovador integrado en el entorno urbano que cumplía los mínimos estándares teniendo en cuenta la relación entre el diseño del edificio y la morfología urbana.

El proyecto fue encargado por el Instituto Contra el Paro Forzoso, organismo dependiente de la Generalitat de Cataluña, del cual se colocó la primera piedra en 1933 por parte del President Francesc Macià. Las obras duraron hasta el inicio de la Guerra Civil en 1936, que detuvo su construcción, y no fue hasta 1943 cuando se finalizaron por parte del Régimen Franquista que, finalmente, destinó los 200 pisos de la Casa Bloc que iban a ser destinados a alojar a obreros que antes de la guerra vivían en condiciones precarias en las diferentes barriadas del distrito, a albergar militares y sus familias, huérfanos y viudas de la guerra, y pocos años después, policías nacionales.

bloc casaFuente foto Pdelaf

La construcción está compuesta por 5 bloques con un total de 200 pisos dúplex conectados por 4 cajas de escaleras y ascensor, desde donde se accede a las viviendas a partir de corredores de tipo galería, reflejando la arquitectura racionalista centroeuropea.

La mayoría de los inmuebles son de 60 m2, algunos de 77 m2, y todos tienen 2 plantas comunicadas por una escalera interior. A los mismos se accede desde el distribuidor que es un gran balcón y donde ventilan las cocinas y baños.  Nada más entrar a la vivienda está la cocina y el baño, al otro extremo se encuentra el salón-comedor con acceso a un balcón y la escalera para acceder a la planta superior con dos, tres o cuatro habitaciones. Una de las características de los bloques es que todas las estancias son exteriores, los espacios van de fachada a fachada, lo que ofrece una gran cantidad de luz.

 

Plano Casa BlocFuente foto Adrián Soriano

Además, los bloques cuentan con espacios verdes en la parte inferior, al haber sido construidos sobre pilares, y permiten el paso de los viandantes ya que en un inicio se pensó en ellos como un espacio comunitario ya que se pretendía hacer una cooperativa, una biblioteca y una piscina.

No fue hasta finales de los 90 cuando se empezó su rehabilitación y surgió el piso-museo 1/11, recuperando su aspecto original con pavimentos hidráulicos, puertas plegables y lavadero con ducha independiente separada del lavabo. El Disseny Hub de Barcelona fue el encargado de gestionar su rehabilitación por tal de mantener un ejemplo de la arquitectura racionalista y su objetivo de crear inmuebles funcionales. El piso-museo está abierto al público desde 2012 y ofrece visitas guiadas mediante reserva.

Recent Posts

Leave a Comment